Sociedad

SOCIEDAD

COSTUMBRES Y TRADICIONES

La realización de fiestas religiosas y profanas es común en Valles Centrales. Existen diversos tipos de festejos: los de carácter familiar incluyen bautizos, bodas, matrimonios y ritos funerarios. En estas fiestas existe una amplia gama de padrinazgos que cubren diversas fases de las ceremonias; para los padrinos esto representa un amplio gasto. En donde persiste la división en barrios es frecuente la presencia de festividades alusivas a los patronos de los mismos. A nivel comunitario, cada poblado festeja, por lo menos, la fiesta del santo patrón, donde se mezclan danzas tradicionales junto a grupos musicales tropicales y norteños.

Es también frecuente la realización de ferias con juegos mecánicos, puestos de comida y, de manera creciente, juegos electrónicos. Aquí la organización de los festejos descansa casi siempre en comités electos por las autoridades; éstos se encargan de las cuestiones organizativas y de la recaudación de fondos. En el caso del Istmo, son famosas las “velas”, fiestas tradicionales que inician en mayo, donde la organización gira en torno a las divisiones de barrios y complejas relaciones de padrinazgos y mayordomías.

  • DANZANTES ZAPOTECAS

La danza de la pluma es una de las más importantes de Oaxaca y sus comunidades. Representa la conquista de México antiguo por  los Españoles. En Santa Ana del Valle se baila en sus festividades.

  • GUELAGUETZA

El 18 de diciembre tendremos una visita de un grupo de jóvenes estudiantes del Tecnológico de la Ciudad de Oaxaca, los cuales nos presentarán bailables típicos de la Guelaguetza, los invitamos para que nos acompañen estará fabuloso.

Guelaguetza es una palabra zapoteca que denota el acto de participar cooperando, es un don gratuito que no lleva consigo más obligación que el de la reciprocidad.

 

COMIDA

La alimentación de las culturas de Oaxaca, zapotecos y mixtecos, se basaba en el consumo de maíz, frijol, calabaza y chile, además de verduras silvestres, quelites y frutas de la estación.
La élite llegaba a comer carne de guajolote y de animales de caza, mientras que la gente del pueblo, además de obtener el alimento de sus cultivos, complementaba su dieta con la caza y el intercambio de productos en los mercados locales del valle.
Enriquecida por aves silvestres, conejos y venado. Comían insectos (huevecillos de hormiga, gusanos de maguey, ciertos chapulines, etc.) miel, legumbres como el chayote, hongos.

VESTIMENTA

Se confeccionaba con fibras de cactáceas y algodón, se pintaban y tatuaban la cara o el cuerpo, se colocaban orejeras, y se recortaban los dientes con fines de belleza o prestigio. Las mujeres usaban el huipil que cubre los brazos, hombros y pecho, con una falda decorada y el trenzado del pelo con hilo de tejer como lo usan actualmente algunas mujeres indígenas.

Las mujeres zapotecas del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, y particularmente las de Juchitán, portan con garbo la ropa típica regional que las identifica de otras culturas. La vestimenta de la mujer zapoteca varía de acuerdo con cada momento social; así tenemos vestimenta típica para fiestas, bodas, velas, misas, sepelios, de luto y para uso cotidiano; se diseñan y se combinan para cada ocasión.

La ropa típica de la mujer zapoteca consta de huipil, enagua que puede ser con o sin holán o enagua “rabona” -falda con holán hecho de la misma tela- y refajo; además, como complemento, una rica variedad de joyería de oro, aretes, pulseras, esclavas, torzales, pectorales y ahogadores, según lo amerite la ocasión.

El huipil es una blusa de manga corta y la enagua es una falda larga y ancha; se confeccionan en una gran variedad de colores y diseños de flores artísticamente matizadas a base de hilo de seda, que pueden ser bordadas a mano, tejidas a mano con aguja de gancho o tejidas en figuras de cadenillas que se elaboran mecánicamente. El refajo es una falda blanca de popelina que se usa como fondo.

El huipil y la enagua se confeccionan en tela de terciopelo de primera, segunda y de exportación -terciopelo más suave-; también en telas “raso”, “piel de ángel” y “piel de durazno”; las dos últimas son más suaves, ligeras y apropiadas al calor de la región que es de clima tropical.

El traje de gala de la mujer del Istmo de Tehuantepec consta de huipil, enagua con holán, refajo y resplandor o ” bidaani quichi’ “, que se usa en festividades especiales como paseo floral, convite, tirada de frutas, velas, misas del día principal o “lanii” de fiestas titulares; se complementa con rica joyería de oro destacando el ahogador, aretes, pulsera, pectorales y torzales. Es el traje que lucen las mujeres juchitecas en los Lunes del Cerro durante la Guelaguetza en Oaxaca, México.

Los trajes varían de una comunidad a otra. Los que se usan en la ciudad de Tehuantepec están bordados con flores más grandes y el holán es más amplio en comparación con la moda de Juchitán.

  1. china….. muy buena tu informacion!!! le dire a mi primo qe buen trabajo haces!!! jajajaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: